Constitución: Lo que dice, nos afecta

11 de septiembre de 1980: El ilegítimo plebiscito que la dictadura usó para validar la C80

En un referéndum, sin padrón electoral, ni garantías de transparencia, gana la opción «Sí» a la Nueva Constitución y continuidad del régimen, con un supuesto 67,04% de los votos.

Aún hoy, en este año tan particular y a poco más de un mes de que se efectúe el Plebiscito Constitucional de octubre, la carga del 11 de septiembre de 1973 sigue copando los espacios en los medios por sobre otro lamentable hito en nuestra Linea de Tiempo Constitucional: el 11 de septiembre de 1980, día en que se llevó a cabo el plebiscito con que la Dictadura intentó validar y con bastante éxito, la carta fundamental que aún nos rige.

Un plebiscito sin padrón electoral, ni garantías de transparencia, en donde gana la opción «Sí» a la Nueva Constitución y continuidad de la dictadura cívico-militar, con un supuesto 67,04% de los votos. En la papeleta, la opción «Sí» aparecía con una estrella al lado, la opción «No» aparecía al lado de un círculo negro.  Con esta votación se cumplió paso a paso el plan que comenzó a elaborarse a pocos días del «otro 11», el 24 de septiembre de 1973, día en que inicia sus sesiones la  la Comisión Ortúzar, liderada por Enrique Ortúzar, y en la que  participaron Rafael Eyzaguirre, Jaime Guzmán, Sergio Diez, Jorge Ovalle, Raúl Bertelsen, Enrique Evans, Gustavo Lorca, Alejandro Silva, Alicia Romo y Luz Bulnes, entre otros, quienes hasta 1978 se abocaron en producir el primer borrador del texto constitucional.

El 08 de agosto de 1980, el Decreto Ley 3.464 aprueba el texto de la C80 y ordena que se plebiscite.  A su vez, el Decreto Ley 3.465, además de establecer el voto obligatorio, regula el funcionamiento del plebiscito en relación a requisitos, papeleta, funcionamiento de locales, pero no se valida un padrón electoral. Así, para el 10 de agosto de 1980, Pinochet anunciaba la realización de un plebiscito en el plazo de un mes, señalando que «Ha llegado el instante de decidir nuestro futuro, encontrándonos ante dos alternativas: volver paulatinamente, pero inexorablemente a la noche de las mil días negros de Chile, o tomar la ruta que patrióticamente estamos señalando».

A este anuncio reacciona, el 12 de agosto, el ex presidente Eduardo Frei Montalva, que desde Brasil señala que la Junta Militar «No conseguirá permanecer en el poder durante ocho años más aún cuando el referéndum que convocó apruebe una nueva constitución». Esta posición disidente de quien había apoyado inicialmente el Golpe de Estado, tuvo eco en una oposición democrática que comenzaba a articularse, que días después, el 27 de agosto de 1980, se congregó en el Teatro Caupolicán, en un acto en donde Frei fue el orador principal llamando a establecer un itinerario de transición, rechazó el plebiscito de 1980 y propuso una Asamblea Constituyente. Este acto, conocido como el «Caupolicanazo» marcó también el perfilamiento del ex presidente como principal figura de la oposición y lo puso en la mira del régimen.

Revisa este y otros hitos históricos constitucionales en c80.cl/linea.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe las noticias, columnas y novedades de c80. ¡Suscríbete a nuestro boletín!